ieTeam Oficina Central
Parque Empresarial Zuatzu. Edificio Europa
Planta 5, Local 3
20018 Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)
(+34) 943 536 124

 

ieTeam Bizkaia
Palacio Larragoiti
Polígono Industrial Torrelarragoiti, s/n - 1ª Planta
48170 Zamudio (Bizkaia)
(+34) 946 421 108

waitingforyou@ieteam.es

Twitter   Linkedin   Instagram  

9 de febrero de 1961. Liverpool. Tras un periplo en Hamburgo, cuatro chicos de la ciudad presentaban su música ante sus vecinos. El grupo conocido como “Fab Four”, realizaba su primera actuación en el bar de jazz “The Cavern”. Fue la primera actuación de “The Beatles” en esta sala. Este momento marcaría un antes y un después en la historia de la música.

Aquel mediodía, alrededor de las 12:30, cerca de 300 personas acudieron al bar para escuchar un concierto donde los Beatles interpretaron algunos temas propios y clásicos de Chuck Berry, Little Richard, Ray Charles, Elvis Presley y Jerry Lee Lewis.

Con el tiempo, el local de la calle Mathew Street se llenaba de seguidores y de fans excitados por ver al cuarteto de Liverpool entonar canciones como “Please, please me” y “Love me do”.

Para conseguir este éxito, el grupo se basó en el enorme talento individual  que atesoraban sus cuatro miembros, que se multiplicaba de forma exponencial cuando se juntaban. En este sentido, analizando con detalle a este cuarteto, podemos identificar en ellos varios atributos presentes en los equipos de alto rendimiento que presenta Pat MacMillan en su libro The Performance Factor:

  • Propósito común: El aspecto clave para el éxito de un equipo es que éste tenga una tarea clara, común y cautivadora. El equipo en sí, no es más que el medio para poder conseguir ese objetivo común por el que están alineados todos sus miembros. En el caso de The Beatles, eran cuatro jóvenes muy diferentes entre sí, con un objetivo común claro: hacer música y divertirse.
  • Roles claros: Cada uno de los miembros de un equipo de alto rendimiento tiene claro cuál es su rol en el mismo, así como el de cada uno de sus compañeros. Además, resulta necesario que el equipo cuente con un alto sentimiento de pertenencia. Todos tienen claro el por qué y el para qué de la existencia del equipo y sus funciones. Tal y como comentó Paul McCartney: “Éramos las únicas cuatro personas en todo el planeta que entendíamos lo que significaban The Beatles”.
  • Liderazgo aceptado: Los equipos de alto rendimiento necesitan un liderazgo claro y competente, que en los momentos de duda marque el rumbo que debe seguir el grupo. Además, un liderazgo aceptado por el equipo es capaz de conseguir niveles de implicación, iniciativa y creatividad que logran resultados excepcionales tanto de forma individual como colectiva. The Beatles contaban con dos líderes naturales: John Lennon y Paul McCartney, quienes monopolizaban gran parte de las composiciones, aunque en la banda existía libertad artística para poder plantear ideas que mejorasen las canciones escritas por el resto de compañeros. No sólo eso, sino que aunque la mayoría de las canciones estén escritas por el dúo Lennon-McCartney, algunos de los mayores éxitos fueron escritos por George Harrison (“Something”) y Ringo Star (“Don’t Pass Me By”).
  • Comunicación excelente: La comunicación es el verdadero medio para conseguir un buen nivel de cooperación. Una comunicación clara, rápida y exacta es una característica común en los equipos con altos niveles de desempeño. De este modo, The Beatles crearon un clima de confianza y comunicación abierta y franca, donde la crítica era bien aceptada. Se trataba de un equipo compuesto por personalidades diversas, con mentalidades muy diferentes, que contribuyeron a crear un ambiente donde la comunicación fluía a gran velocidad y de manera muy efectiva.

La comunicación fue la clave del éxito de estos cuatro jóvenes de Liverpool, y su falta, el principio del fin.

Por todo ello, 55 años, 27 números uno, y mil millones de discos vendidos después, The Beatles se han convertido en el grupo de música más importante de la historia, dejando un legado musical y cultural que aún perdura en el tiempo.