ieTeam Oficina Central
Parque Empresarial Zuatzu. Edificio Europa
Planta 5, Local 3
20018 Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)
(+34) 943 536 124

 

ieTeam Bizkaia
Palacio Larragoiti
Polígono Industrial Torrelarragoiti, s/n - 1ª Planta
48170 Zamudio (Bizkaia)
(+34) 946 421 108

waitingforyou@ieteam.es

Twitter   Linkedin   Instagram  

Siempre me llegan más las cosas cuando hay una banda sonora, una canción que acompaña y me lleva al núcleo de la situación, del momento, de las raíces… Piensa en una película sin un ápice de música que construya una vía directa al corazón del espectador… tarea complicada, sin duda. Las emociones juegan un papel tan importante a la hora de enfrentarnos a los problemas o simplemente a las etapas de nuestras vidas… Sin embargo, en el día a día, entramos en la vorágine del trabajo, en la rutina de ver cada jornada las mismas caras, los mismos lugares, y se nos olvida que somos seres emocionales. Son las maneras de hablar y de callar, las formas de mirar o de caminar, el tono de voz, los gestos, las expresiones, lo que dicen más que las propias palabras. Cuando estamos cara a cara con alguien, da igual si es en una reunión, en una entrevista o tomando algo en la calle, ¿cuántas son las ocasiones en las que dejamos de lado el contenido de la conversación y nos centramos en la forma de sentarse, de expresarse, de moverse, para determinar el estado de ánimo de quien tenemos delante o las causas de que haya llegado a la situación en la que está?

Es necesario recordar que somos más de lo que se ve, somos experiencias, recuerdos, somos conexiones, familias, amigos, logros y fracasos. Y aunque hoy somos de una manera, mañana nos puede acompañar otro bagaje. Es necesario recordar cuando tratamos con personas, que las cosas nos llegan de distinta manera según el ánimo, o lo que traemos desde casa, y así ocurre también cuando lanzamos los mensajes. La empatía es la cualidad más valiosa para lo personal y lo profesional, porque todos recorremos un camino y somos dueños de una vida, la nuestra, y se ha de ser consciente de que no es la nuestra la que prima, sino la que más hemos de cuidar. Y a lo largo del recorrido, nos encontraremos con gente que nos tienda la mano y ayude a alcanzar las metas, y quien mire para otro lado. No obstante, nosotros podemos elegir si acompañamos a aquellos que nos rodean, lo que se puede lograr simplemente desde la escucha y atención a los detalles que nos muestran en el día a día. El cuidar el momento y la manera en la que nos dirigimos a los demás, así como acoger las ideas y circunstancias expresadas por otros. Es en una llamada de teléfono cordial, en una sonrisa cuando te sacan el café o en alguien que te orienta cuando estás perdido, donde se equilibra la balanza de un mal día.

En nuestro equipo, procuramos desprender esta filosofía allá donde vamos, en cada colaboración, entrevista o proyecto en el que participamos, desde el momento que cogemos el teléfono hasta que cerramos la puerta tras la despedida. Es algo en lo que trabajamos y que procuramos mejorar tanto fuera como dentro de la empresa, siendo individuos independientes al fin y al cabo, que tienen que esforzarse cada día en una mejor relación y en el aporte de valor a las personas en cada interacción. Al final, es entre todos como construimos nota a nota la banda sonora de cada historia.

Somos luz, impacto, implicación, open mind, y siempre, somos feeling.

y ahora si quieres, puedes volver a leer mientras escuchas: Endless story– The light the heat