ieTeam Oficina Central
Parque Empresarial Zuatzu. Edificio Europa
Planta 5, Local 3
20018 Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)
(+34) 943 536 124

 

ieTeam Bizkaia
Palacio Larragoiti
Polígono Industrial Torrelarragoiti, s/n - 1ª Planta
48170 Zamudio (Bizkaia)
(+34) 946 421 108

waitingforyou@ieteam.es

Twitter   Linkedin   Instagram  

Recientemente he pasado unos días en Madrid con un buen amigo y su familia. Y entre muchas cosas tiene una gran virtud, es un anfitrión excelente. Siempre supera nuestras mejores expectativas. Y actúa de la siguiente forma. En primer lugar nos lanza preguntas para conocer lo que queremos: ¿Cuántos venís? ¿Con o sin niños? ¿Cuántos días? ¿Cuántas parejas os animáis?, etc.
Una vez conoce en profundidad cual es la “idea”, se pone manos a la obra, tenemos la ventaja de que conoce el terreno, los mecanismos, las dificultades, lo que se está moviendo, si existe algún evento especial que nos sorprenda, amigos, conocidos, contactos que le asesoran en gran variedad de ámbitos y eventos, actividades, que facilitan la visita, su logística y de lo que realmente se trata, de que sea una gran experiencia.
Y sinceramente, siempre que volvemos comentamos……¡qué maravilla!, ¡qué bien lo hemos pasado!, ¡tenemos que volver!, esto se lo tengo que contar a…, la próxima se tienen que apuntar…
Curiosamente venía pensando en el coche a la vuelta de que es similar al proceso de internacionalización.
Aún recuerdo la primera vez que aterricé en Sao Paulo con mi ordenador, mis catálogos y un montón de información para afrontar la entrada en el mercado bajo el brazo. A pesar de estar seguro de que íbamos sobradamente preparados y con parte del éxito asegurado dentro de mi equipaje, me encontré con la cruda realidad. No conocía absolutamente nada, iba literalmente desnudo.
La estructura de trabajo local, los tiempos, los foros de decisión, los mecanismos internos, las formas de hacer, de relacionarse, el idioma, cultura de relaciones, gestión de las comunicaciones, logística, y mil factores más me eran totalmente desconocidos, por mucho que me lo habían contado y habíamos investigado.
Ubicarme me llevó 4 meses, llegar a ciertos ámbitos cerca de 1 año, realmente comencé a ser productivo a partir del primer año, siendo optimista.
No sólo el conocimiento del país, sino el nuestro propio como empresa, ¿realmente estábamos preparados para afrontar un mercado diferente?¿estaba la estructura de empresa preparada para afrontar un mercado con una gestión aduanera compleja, una cultura comercial diferente, a unas especificaciones técnicas nuevas? ¿qué timming teníamos establecido? ¿era yo el interlocutor válido? ¿cuánto tiempo me llevaría serlo?
Años más tarde me di cuenta de la importancia de un buen anfitrión, como mi buen amigo residente en Madrid. No solo por el hecho de que conozca el terreno, sino porque te asesora, invita a, previene de que puedes hacer o debes hacer antes de llegar. Te sitúa, te organiza, te abre puertas, conoce el terreno, habla el mismo idioma. En definitiva, te facilita y acompaña.
Un buen anfitrión te previene que aterrices en paracaídas en la tierra prometida sin el kit de salvamento necesario. Con la experiencia he aprendido que es una buena opción contar con un comité de bienvenida que procure que la experiencia sea lo más bonita posible, desde el conocimiento.

Autor: Xabier Garatea | Socio-Director ieTeam Bizkaia