ieTeam Oficina Central
Parque Empresarial Zuatzu. Edificio Europa
Planta 5, Local 3
20018 Donostia-San Sebastián (Gipuzkoa)
(+34) 943 536 124

 

ieTeam Bizkaia
Palacio Larragoiti
Polígono Industrial Torrelarragoiti, s/n - 1ª Planta
48170 Zamudio (Bizkaia)
(+34) 946 421 108

waitingforyou@ieteam.es

Twitter   Linkedin   Instagram  

La búsqueda, atracción y fidelización del talento es uno de los mayores retos al que nos enfrentamos hoy en día las empresas ya que la oferta de profesionales con la formación, experiencia y competencias requeridas se ha visto reducida en los últimos años.

En este sentido, basándonos en los datos que se desprenden del informe sobre “Nuevas Proyecciones de Población 2014-2029 para Gipuzkoa” publicado recientemente por ADEGI, este hecho no va a hacer más que agudizarse durante los próximos años. En dicho estudio se plantea que Gipuzkoa perderá 52.000 personas en edad de trabajar en los próximos quince años, por lo que desde ADEGI se advierte de que la reducción de la población activa ahondará en la falta de determinados perfiles profesionales. En 2029 el 42% de las plantillas superará los 50 años de media, 8 puntos más que en la actualidad.

Ante estas perspectivas, el mercado laboral está cambiando, especialmente a la hora de atraer el talento a nuestras empresas. La época del “post and pray” (publicar una oferta de trabajo y esperar los cv´s de buenos candidatos) donde el reclutamiento era reactivo ha quedado obsoleta, y en la actualidad las empresas debemos usar nuevas formas innovadoras, creativas y proactivas de buscar y atrae el talento.

Además, la nueva generación de potenciales candidatos valora otros aspectos que hasta el momento no han sido relevantes como son la flexibilidad horaria, las oportunidades de desarrollo y la formación continua. Por ello, las organizaciones debemos modificar nuestra estrategia de reclutamiento y centrarnos en los siguientes aspectos:

  1. Generar una estrategia de branding efectiva: La búsqueda de empleo de las nuevas generaciones de profesionales se centra en el entorno 2.0. Por lo tanto, resulta imprescindible trabajar el posicionamiento on-line de la compañía, para de este modo poder interactuar virtualmente con los candidatos y así, transmitirles la cultura y la filosofía de nuestra organización. En este sentido, además de la página web de la empresa, existen redes sociales interesantes en las que trabajar nuestra marca de empleador: Twitter, Linkedin, Instagram, etc.
  1. Resaltar nuestra Propuesta de Valor de Empleador (PVE): Debemos preocuparnos por conocer qué es lo que interesa a nuestros potenciales candidatos, para ajustar nuestra propuesta a sus necesidades, y así resultarles más atractivos. La PVE muestra el ADN de nuestra organización, pues es la síntesis de la misión, visión y valores de ésta. Además, se proyecta la cultura y forma de ser del equipo que la forman. La PVE sirve para comunicar el compromiso que existirá entre la empresa y el trabajador, así como el valor de formar parte de la misma.
  1. Involucremos a nuestros trabajadores en el proceso: Si somos una organización orientada a nuestros trabajadores, donde la fidelización de los mismos sea un aspecto crucial, tendremos mucho trabajo adelantado. Nuestros trabajadores son los mejores “embajadores” de nuestra marca de empleador. Un trabajador implicado e ilusionado por el proyecto empresarial del que forma parte es el mejor “imán” para atraer y fidelizar nuevo talento a nuestra empresa.

Por una parte,  será una persona orgullosa de formar parte de nuestra organización, que aprovechará cualquier momento y espacio para poder trasladar los beneficios que existen por ser trabajador de nuestra empresa, encendiendo el interés de candidatos que previamente no conociesen nuestra empresa.

Además, un trabajador implicado y motivado, que considere su actual empresa un proyecto de futuro, querrá estar rodeado de los mejores, por lo que facilitará a la dirección o al departamento de RRHH los cv´s de aquellos candidatos que de entre sus conocidos considere brillantes y con un buen encaje en la organización.

Por todo ello, ante la situación actual y futura proyectada en el informe citado en este artículo, consideramos que las organizaciones tenemos que tomar conciencia de la importancia que tiene atraer y fidelizar el talento, definiendo e implementando para ello políticas de reclutamiento y desarrollo de personas innovadoras y enfocadas a las expectativas de los profesionales.